La ciencia es el discurso del amo.