“¿Qué hay entre: a) criminalizar y condenar moralmente el consumo y a los consumidores de drogas, como ocurre hoy; y b) liberalizar de forma radical este mercado, según exigen voces críticas por el mundo? «Entre los dos extremos hay dos modelos intermedios basados en la salud pública y los derechos humanos de los usuarios» [p. 39]. Así lo proponen los autores de De la represión a la regulación: propuestas para reformar las políticas contra las drogas, volumen publicado por la Fundación Friedrich Ebert en Bogotá —editado por Hans Mathieu y Catalina Niño Guarnizo. ”