El discurso feminista trata de totalizar el decir y sentir de cada mujer y en eso falla, porque las mujeres no entran en una definición universal.