“Dos años atrás, el 8 y 9 de diciembre de 2010, tuvieron lugar cruentos combates en Holanda, comunidad de Tierra Caliente perteneciente al municipio de Apatzingán, cuando, de acuerdo con la versión oficial, tropas de la Policía Federal, el Ejército y la Marina asaltaron uno de los enclaves de «la familia michoacana» durante una celebración religiosa masiva ?operación «montada» con la agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA, según revelaría en marzo siguiente su jefe de Operaciones Thomas M. Harrigan.”