“Con jueces y magistrados anclados en la vieja mentalidad autoritaria difícilmente lograremos transitar del modelo inquisitorio de justicia procesal penal al acusatorio, y los mexicanos seguiremos teniendo una Justicia costosa, abusiva e inepta.”