“Al informar del surgimiento, activismo, agenda y discurso de Yo Soy 132, los medios corporativos, comenzando por Televisa, se han enfocado sin embargo en el componente anti-peñanietista, anti-Televisa y mediafóbico del discurso de algunos de sus miembros, enfatizando en que, «sorprendentemente», lo que lo diferencia de la Primavera Árabe es que no es anti-gobierno y en ciertos casos sugiriendo que tiene un tufo lopezobradorista.”