La alimentación no es sólo una cuestión de nutrición; más allá de este aspecto, se encuentra una relación psíquica del individuo con la alimentación. En la obesidad puede o no haber una inconformidad con el cuerpo; también puede existir un deseo de borrar la diferencia sexual, un deseo de llenar un vacío, etc.