“Quien ejerce el periodismo está expuesto a la fiscalización del público. Al ejercerse las libertades de expresión e información mediante el periodismo no puede al mismo tiempo pretenderse que los demás no tienen esos mismos derechos. El viejo truco de «tal nos critica porque nunca ha cubierto la fuente policial» no vale.”