“La primera vez que entrevisté a Johan Galtung, creador del periodismo de paz, entre tantas cosas interesantes me dijo, «El problema es que muchas veces los periodistas no son sólo ignorantes, sino también cobardes». Se refería a que formulando al poder político las preguntas adecuadas podemos ayudar a que un conflicto no escale hacia la violencia o identificar una fuente de violencia proveniente del gobierno, pero que tememos hacer tales preguntas, ya por ignorancia, ya por cobardía.”