“Una de las reglas elementales de organismos y acuerdos internacionales, y leyes contra el lavado de dinero es prohibir operaciones comerciales o financieras en efectivo arriba de ciertos montos. Ha sido también una de las insistencias contra el crimen organizado de activistas de la sociedad civil como Alejandro Martí ?desde México SOS.
Permitir a alguien comprar en efectivo incluso un auto es dejar al descubierto una veta que será explotada por criminales ?servidores públicos corruptos incluidos?, no solo para lavar dinero, sino para comprar vehículos con los cuales delinquir sin dejar rastro.”