“Es una gran noticia que tantos cibernautas reaccionaran contra un atropello y exigido justicia por Mariel hasta su liberación, pero debemos mantener la actitud crítica frente a casos en los que por los mismos canales se defiende a quienes transgredieron la ley penal o, por el contrario, se criminaliza a otros, afectando sus derechos fundamentales.”