“Yo parezco haber nacido para no aceptar las cosas tal como me son dadas.” decía Cortázar cuando definía su relación con la escritura. Julio Cortázar es el de siempre, la figura constituída por pasiones, el refinamiento literario, la propuesa no esperada y el incesante fervor por la causa social marca el paso de Cortázar por el mundo. Sin lugar a dudas, Julio Cortázar, el Cronopio Mayor, seguirá generando el fervor de quienes conocen su obra y los que pronto la conocerán.