A un año de la toma de posesión (satánica) de Felipe Calderón.